Gente que me sigue:

domingo, 22 de mayo de 2011

Nueve de abril de 2005



Bueno, como ya la mayoría sabéis ya va haciendo unos cuantos meses que comencé la andadura de éste mi blog. En ese tiempo he ido publicando mis dibujos, algunos relatos basados simplemente en mi imaginación, y otros reales con vivencias mías.
Entre esos últimos hubo uno que impactó mucho a mis cercanos, pero quizá no tanto a mis lectores, ya que por entonces aún me conocía muy poca gente.
Recientemente, Jabo, autor de otro blog, se fijó en ese escrito y me solicitó publicarlo como testimonio en el suyo. Se lo he autorizado encantado, no sólo por que lo merece, sino porque quisiera que sirviese a quien sea para recapacitar.
Y no quiero liarme más. Solo deciros que la entrada en mi blog era ésta:

http://rincondeljoker.blogspot.com/2010/08/nueve-de-abril-de-2005.html

Y que para verla y opinar libremente, podéis verla en el blog de Jabo, clicando en éste enlace:

http://sepositivosiempre.blogspot.com/2011/05/nueve-de-abril-de-2005.html

Dejo a vuestra elección comentar en éste blog, en la vieja entrada o en su blog; eso sí, tened claro que contestaré encantado a TODOS los comentarios en el sitio que estén...bueno, quizá no tan encantado porque me tocará revivir momentos duros pasados, pero agusto leyendo todas vuestras opiniones.
Atentamente:
 
                            Fernando.

42 comentarios:

criss dijo...

Dificiles momentos amigo.
Tener un padre terco es algo mal de llevar en momentos normales pero cuando la enfermedad acude se potencia aun más.
No estés mal, pues solo con el hecho de haber mantenido respeto a tu padre ya hiciste algo bueno.

Por otro lado en casa somos fumadores mi marido y yo y muchas veces pienso en dejarlo por el hecho de que se que soy libre para poder fumar, pero que este acto a la larga puede hacer sufrir a mis hijos más de la cuenta.
Saludos y deja de culparte de algo de lo que no tuviste ninguna culpa.

luzysolyluna dijo...

Buenos días Fernando: ya lei tu texto en blog de Jabo y allí te conteste. Me enrolle mucho, pero yo soy asi no se resumir, ademas el Tema da para mucho.
Por mi no te preocupes yo ya supere la etapa dificil, la psicologa del cancer, me ayudo mucho en ese momento, y un cuñado de mi marido, por su experiencia con su madre con cancer de pancreas, tambien. Mi marido lo llevo con mucha tranquilad, y fuerza, y me dijo cosas muy bonitas.Ahora solo queda recuperarse de su falta, y vivir la vida sin el, lo demas esta curado. Y mi fuerza es mi fe, que aunque de otra forma, sigue a nuestro lado. Y lo vere un dia, cuando yo me vaya.
MUCHA GENTE LEERA TU EXPERIENCIA Y LE AYUDARA SEGURO, MUCHOS LEEN PERO NO ESCRIBEN, Y SEGURO MUCHOS DEJARAN DE FUMAR, SEGURO O SE LO PLANTEARAN. La mayoria que leemos a Jabo, ya dejamos de fumar o no son fumadors.
Mas importante aun es lo que dices de los hijos, y muy cierto. Yo es lo que pienso y asi actuo. Y mi consejo como el tuyo desde aqui es que los que han tenido padres secos, autoritarios como el tuyo, que hagan como tu, no sigan sus pautas, porque hacen mucho daño.
En cuanto a ti, ha sido una prueba dura, y la has superado, no tengas rabia hacia tu padre, sino pena por NO haber podido o querido vivir, la experiencia tan hermosa como tu con tus hijos. Ni guardes nada hacia ti, fue una situacion super dura y dificil, e hiciste dentro de lo posible lo que pudiste o considerabas mejor..

Un abrazo, y bueno suerte en las votaciones mañana, de tu poesia.

Tino dijo...

Impresionante tu historia y mucho mas sabiendo que es real.

Un abrazo, amigo

Fernando dijo...

CRISS: Ya no estoy mal Criss, gracias. Por suerte éste texto está escrito hace unos años y todo está superado, por supuesto no del todo, del todo posiblemente no estará nunca, pero ya pasó.
En cuanto a lo de fumar, permíteme que te de un pequeño "sermón": Claro que eres libre para fumar, del mismo modo que eres para dejarlo. Pero una libertad no muy real, ya que ese hábito te está quemando por dentro pero no te da esa libertad de la que tu hablas para dejarlo. No es fácil, pero tu cuerpo, tus hijos y los que te quieran te lo agradecerán.
Al menos piénsalo un minuto, vale?
Besos.

Fernando dijo...

LUZYSOLYLUNA: Bueno, te contesté en el blog de Jabo. Gracias por tu atención para conmigo y lo único que quisiera sacar de esa dura experiencia es que alguien de los que me lea deje de fumar, o tenga un trato distinto para sus hijos.
Ojalá llegue el día en que reciba un mensaje que me diga: Gracias a tí dejé de fumar o gracias a tí, ahora trato de un modo distinto a mis hijos.
Saludos Luzi.

Marina dijo...

Hola Fernando. Me acerco a tu blog, ahora con unos minutos de más, mientras espero que la gente de mi cuidad vote.
Me encanta tu joker. Es curioso porque es un personaje entre serio y divertido, entre malévolo y desgraciado.
Visitaré despacio tu blog cuando este largo domingo termine y yo pueda dedicarme a visitar amigods, ya sin sobresalto.

Por cierto Jabo es un hallazgo, alguien al que si no llegas a conocer, hubiera dejado su vacío en el alma con toda seguridad. Su blog es diferente porque está al sevicio de sus lectores y no solamente como ornamento virtual.
Me llevo tu link a mi blog para que mis seguidores vengan a visitarte.

Gracias por tus palabras en el blog de Jabo.

Un abrazo.

Alma Ragatzzi dijo...

Hola Fernando, efectivamente yo vengo del bloog de Jabo, a través del cual he llegado al tuyo. De haber sabido que iba a encontrarme aquí con esta entrada, hubiera copiado el comentario para dejartele aquí también, pero ya respondí allá. La enseñanza de los hijos la practico siempre desde que adopté al mío con mes y medio y asumí que hasta que creciera y pudiera valerse por sí mismo, yo era el espejo donde debía reflejarse, y que de mí y de mi capacidad para sostener su autoestima, dependía el hombre del mañana, sus miedos e inseguridades. Ahora que tiene 24 años y es un hombre hecho y derecho camina sin mi ayuda, miro atrás y creo que formamos un buen equipo, y me siento satisfecha del resultado... él también.
Respecto a lo del tabaco... soy fumadora. No te creas que no he hecho pocos intentas de dejarlo, pero hace dos años, la vida me enseñó de la peor forma posible, que el destino sólo tiene un camino, y que por más que intentemos esquivarlo, nos puede atajar en cualquier momento. En el blog de Jabo te lo explico mejor.
De todas formas, gracias por compartir ese sentimiento tan personal. Me ha gustdo mucho leerlo a pesar de la tristeza que encierra.

Un abrazo desde el alma.

La Abela dijo...

Fernando, decirte que te entiendo perfectamente, sé lo que es que tu padre muera sin dar su brazo a torcer y sé los sentimientos encontrados de un hijo que sabe que tiene que querer a un padre que no se deja, se supera pero siempre queda como un pequeño peso en el estomago por no decir en el corazón.
Un abrazo amigo.

Su dijo...

Es una historia dura y da que pensar, yo me llevo muy bien con mis padres, y en casa nadie fuma, pero estoy segura que a mucha gente que lo lea, como mínimo llegará a plantearse cambiar.

Fibonacci dijo...

Voy a leerte en ese blog de Jabo...un saludo amigo

Jabo dijo...

Hola Fernando: quería agradecerte, aquí en tu casa, el haber permitido repetir la publicación de tu magnífico Testimonio+++ en sepositivosiempre.
Estoy convencido de que ayudará a mucha gente por los mensajes que encierra. Por ello para mi es un orgullo ponerlo junto a tantos otros testimonios positivos.
Y tu mensaje de dejar de fumar no caerá en piedra, Fernando.
Abrazo. Jabo

Fernando dijo...

TINO: Te aseguro que es muy real.
Saludos.

Fernando dijo...

MARINA: Me alegro mucho de que te haya gustado tanto mi blog, y más aún de que enlaces al mío.
Hoy no sé si podré, ya que estoy saturado de comentarios a contestar, tanto aquí como en el blog de Jabo (cosa que me encanta, pero al mismo tiempo no puedo responder con la atención que quisiera); pero prometo entrar al tuyo y dedicarte la atención que mereces. Gracias.

Fernando dijo...

ALMA RAGATZZI: Ya he leído y respondido tu comentario en el blog de Jabo y me encantaría que leyeras mi respuesta sin que te ofendas por lo que te digo en él, ya que es con la mejor intención posible.
Gracias por visitarme.

Fernando dijo...

LA ABELA: Es exactamente como lo cuentas, pero me quedo con todo lo bueno que me dió mi madre, y dejo en un rincón muy escondido de mi mente lo que aquí he contado. Saludos.

SU: La verdad es que las cosas ocurrieron de esa manera y eso ya no tiene remedio, pero me encantaría que ahora al contarlo sirviera de algo a quien fuera.
Un beso Su.

FIBO: Leí tu comentario y te contesté, un abrazo.

JABO: Mas bien debiera yo agradecerte que mediante tu blog, esa vivencia llegue a más gente. A ver si es verdad y sirve para alguien y no cae en saco roto.
Un abrazo.

Fernando dijo...

COMENTARIO DE MORGANA:

Sin entender el por qué, blogger no me deja publicar tu comentario, por lo que lo copio y pego como uno mío para que la gente lo pueda leer:
FERNANDO,tu historia me ha llegado al alma y no he podido evitar emocionarme.Creo, por mi corta experiencia con psicólogos y psiquiatras,que tu padre se odiaba a sí mismo ,quizás por el trato sufrido en la infancia y lo canalizaba hacia tí,algo inconsciente y sé lo que me digo.No estoy haciendo un juicio en toda regla,quizás su infancia estuvo desprovista de amor fraternal y en su madurez lo canalizó así.Antes, que un hombre llorase o demostrase cualquier manifestación de amor en público era mal visto.No le justifico,simplemente quiero que te pongas en su situación.Sufrí abusos sexuales en la infancia y eso me provocó un desequilibrrio emocional que aún debo tratarme.Durante años no podía controlar que una persona del sexo contrario se acercase a mí.Con ésto quiero decirte que quizás su actitud hacia tí,era el vivo reflejo de la actitud que le profesaba su padre.
Has debido sufrir muchísimo y te entiendo,pero no te culpes por su muerte,hiciste lo que debías.Llega un momento en la vida y más cuando te diagnostican una enfermedad mortal, que te rebelas contra el mundo entero.Siempre lo pagas con quién está a tu lado,y ese eras tú.
Limpia tu alma de culpas y perdónale,es lo único que puedo decirte.Necesité mucho tiempo para perdonar a aquél que robó mi infancia,pero lo está pagando caro.No tienes culpa de nada Fernando,hiciste lo que debías.
Sólo te recomiendo que le escribas una carta expresando todo lo que sientes y sentías hacia él y después la quemes,es una manera de liberarte.
A mí me hizo mucho bién el tratarme con la psiquiatra,aunque lo mío se complicó por otras circunstancias muy dolorosas,pero si has de buscar ayuda,hazlo y para lo que quieras te puedo escuchar.
Un millón de besos Fernando,tu padre está arrepentido,lo sé,porque así lo intuyo.
Besos a tu alma.
Morgana.

Fernando dijo...

MORGANA: Siento muchísimo esa experiencia de la que me hablas. Has tenido una vida muy dura también, y lo siento muchísimo.
Como dije en algún comentario anterior, ya hace tiempo que escribí ésto y la verdad es que ya lo he superado, dentro de lo que se puede llegar a superar algo así.
Lo de escribirle y quemarlo es una idea genial. Yo por entonces escribía en una web de relatos. Me vino muy bien y me apoyé en gente que tuve (siempre menos gente de la que esperamos y quien menos pensamos), y también escribí mucho. Entre las cosas que escribí, también le escribí alguna carta a mi padre.
Has sido muy atenta, gracias.

Cecy dijo...

Un gran abrazo Fernando!

Fernando dijo...

CECY: He leído y contestado tu comentario en el blog de Jabo. Otro abrazo para tí.

MORGANA dijo...

Te he escrito en tu otra entrada Fernando.Todos tenemos una vida dura,de una manera u otra y éstas experiencia nos hacen ser más fuertes.Las duras pruebas sólo son capaces de soportarlas las almas fuertes y me has demostrado que lo eres,y mucho.Sabía que tu alma era de guerrero como la mía y tu experiencia dice mucho de tí.
Te admiro mucho Fernando.
Gracias por todo.
Cierra los ojos por un instante y envíale todo tu amor hacia él,está arrepentido,lo puedo percibir.Eres muy valiente
Besos.

Marina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Respirando entre palabras. dijo...

Uffff, terrible Fer.
Sabes? me quedé pensando, si alguna vez te pusiste a pensar, que diría tu padre HOY, visto lo vivido desde otro plano.
Te diría GRACIAS!!!
Gracias porque no cualquiera hizo lo que tu hiciste.
Gracias por cuidarme.
Gracias por protegerme.
Gracias por poner la otra mejilla.
Gracias por padecer conmigo.
Gracias por acompañarme.
Gracias por ser mi hijo.
Eres una excelente persona.Tu corazón es noble, y tu capacidad de compresión no es nula; por lo tanto, comienza a sentir que todo cuanto hiciste fue por su bién.
Besitos y todo mi cariño para ti.

Fernando dijo...

MORGANA: Creo que soy una extraña mezcla de dureza y sensibilidad.
Encantado con tus comentarios y tu atención.
Besos.

MARINA: Creo que no responderé a éste comentario.
No sé si no lo entiendo bien.

RESPIRANDO ENTRE PALABRAS: No estoy muy seguro de que dijera eso, pero sí estoy seguro de que yo te lo digo a tí: Gracias por todo.
Besos.

Alma Enamorada dijo...

Hola Fernando...gracias por tu visita a mi casita virtual y por tu comentario...es un gusto conocerte...te vuelvo a repetir aqui lo que te dije en el blog de Jabo...tú tienes que estar muy tranquilo porque hiciste todo lo que estuvo en tus manos para ayudar a tu querido padre...no se puede luchar contra la voluntad de Dios...con tu testimonio nos ayudas mucho gracias por compartirlo.

Te deseo un bello día, un abrazo grande

Fernando dijo...

ALMA ENAMORADA: Gracias a tí por tu atención.
Saludos.

Mabel dijo...

Hola Fernando, lo que son las vueltas de la vida, leyendo tu testimonio en el blog de Jabo, me llegué luego hasta aquí para conocerte y en uno de los blog que tu sigues vi una cinta negra de luto y al ingresar supe del fallecimiento de una amiga blogera y ese es el motivo de mi último post donde me dejaste tu comentario y que muchos amigos se enteraron.
Gracias por tu visita, yo también me quedaré por aquí y te seguiré. Lo que no dije en mi comentario de tu testimonio es que fuí fumadora sin pasar de 4 cigarrillos diarios y no fumar si no los tenía, hace 18 los dejé cuando siendo joven mi esposo falleció, sentí pánico que algo me sucediera y mis hijos quedaran solos, por eso me impactó tu testimonio. Un placer haberte conocido y que seas uno más en esta gran familia.
Desde Argentina recibe un cálido abrazo

Fernando dijo...

MABEL: Siento lo de esa amiga. He visto varios comentarios al respecto en varios blogs, efectivamente.
Hiciste muy bien al dejarlo por los tuyos, de la misma manera te has beneficiado a tí misma.
Saludos para esa argentina. ¿Sabes que tengo muchísimos seguidores de Argentina?
Un saludo !

Ricard dijo...

Hola fernando.
Muchisimas gracias por visitar mi blog.
Es un placer tener invitados como tu, teniendo en cuenta que tu recomendacion es por parte de mi gran amigo Jabo.
Aprobecho para felicitarte por tu blog y decirte que cuentas desde hoy con un nuevo seguidor.
Un fuerte abrazo.
Ricard

Sara O. Durán dijo...

Hola Fernando, gracias por llegar a mi casa. Aquí me tienes también, lo más cercana posible. ¡Maravillas tecnológicas! jeje.
Me gusta mucho tu blog, ya iré conociéndolo más a profundidad.
Te dejo mi abrazo muy cálido.

Esther dijo...

TE DIGO LO MISMO QUE EN EL BLOG DE JABO. ME SIENTO UNIDA A TI POR TU EXPERIENCIA CON TU PADRE.YO NUNCA ME SENTI QUERIDA EN MI INFANCIA, PERO LOS QUE SOMOS BUENOS DE CORAZON PERDONAMOS Y SALIMOS ADELANTE. TE REPITO NO VUELVAS A SENTIRTE MAL POR NADA. BIKIÑOS

Fernando dijo...

RICARD: Encantado de tener por aquí a un artista de la fotografía de tu altura.
Nos seguiremos mutuamente.

PARA TODOS: No sé qué me está pasando hoy con Blogger. Hasta ahora mismo no me ha dejado publicar ni responder ningún comentario. Ahora me ha dejado publicar algunos, pero tengo varios con los que no puedo.
Quisiera pedir disculpas a los afectados y garantizaros que se publicarán, ya que si sigue sin dejarme, los copiaré y pegaré como míos con vuestro nombre, y por supuesto, os contestaré.
Mis saludos y agradecimiento a todos.

Fernando dijo...

SARA: Debo agradecer a Jabo que gracias a su oportunidad he conocido gente maravillosa. Estaré encantado de que me sigas y de seguirte.
Un abrazo !
Joker.

Fernando dijo...

ESTHER: Me has ayudado más de lo que puedas imaginar. Bicos.

Fernando dijo...

COMENTARIO DE ISA PIÑEIRO ALVAREZ ( que por alguna extraña razón Blogger no me deja publicar y paso a copiar y pegar):

Un relato muy duro y muy difícil de superar, no porque tú tengas culpa de algo, sino porque cuando un padre muestra una actitud tan agria y dura hacía un hijo, duele mucho, mucho...
Pero...sabes qué?... Creo que tu padre te quería mucho, tanto, que no sabiendo como actuar contigo, se puso una coraza de frialdad, para no dejarse llevar por sus sentimientos hacia ti, y solo porque no quería perder su autoridad...así era la gente de antes, hombres recios que con tal de mantener su autoridad, eran extremadamente secos para sus hijos, creaban una barrera entre ellos con tal de que no les perdieran "el respeto"...pues temían mostrar "debilidad" manifestando sus sentimientos.
No sientas culpa, Fernando, solo trata de comprender, que esa fue su forma de quererte, creo que quería educarte como un hombre "hecho y derecho"...un hombre recio...tal y como le enseñaron a él.
Un abrazo y gracias por compartir tus sentimientos.

Fernando dijo...

ISA PIÑEIRO:

Posiblemente tengas razón. La verdad es que tenían otra mentalidad. Gracias por tu atención en tu comentario. Un abrazo !

María dijo...

Hola FERNANDO, ¡¡fíjate que horas!! tú no te preocupes y sigue dormido que yo te espero aquí hasta mañana, verás acabo de ver tu contestación en el blog de JABO y sólo quería decirte que también tú me has emocionado y me alegro que te haya servido de algo lo que te dejé escrito ¡¡fíjate que si tu padre y el mío son amigos allá donde quiera que estén!! jajaja como nosotros, sin conocernos y aquí charlando como dos amigos de verdad, esta es la magia de los blogs ;-)

En fin que ha sido un placer.


Un abrazo grande y dulces sueños.

Fernando dijo...

MARÍA: Bueno, nunca creí en nada después de la muerte, así es que no me entra mucho eso de que ellos pudieran tener amistad alguna (ojalá), pero me quedo con lo más terrenal y que me encanta tener una nueva amiga.
Un abrazo para tí también.

Pd.- Mmmmm...me quedo pensativo....¿por qué sabes cuando me acuesto?...mmm...

Anónimo dijo...

Ya leí este relato hace algún tiempo. He de sumarme a los comentarios de Morgana y Respirando entre palabras.Estoy seguro, desde aquí, sin conocerte, que diste todo de tí. No me cabe la menor duda. Un abrazo amigO.

Fernando dijo...

ANÓNIMO: Hombre!, Si lo leíste hace tiempo (imagino que cuando lo publiqué en mi blog) es que me sigues desde entonces y eso me alegra mucho.
Gracias por tus ánimos.
Un abrazo.

chicha dijo...

Es la primera vez que leo tu relato y pienso que, si has sido capaz de abrirte y contarlo tienes adelantado mucho.
Admiro tu entereza de ánimo y ya nos gustaría a muchos ser capaces de hacer lo mismo y expresar nuestros sentimientos.
Una historia triste, pero a la vez alentadora..estoy segura que ayudará al que se acerque a leerla.
Un cariñoso saludo.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Fernando

Acabo de conocerte a través del blog de Jabo. He leido tu testimonio y te he dejado un mensaje en él. Puedo comprender parte de lo que viviste, aunque yo lo he vivido en un grado menor. Dicen que los médicos que pude deberse a la misma enfermedad que les supera o les afecta a zonas del cerebro que están conectadas con la rabia, el dolor, la ira.

Estoy segura, que hiciste lo mejor por él en todo momento. Quisiste su bienestar y tu padre, ya no sabía distinguir lo que ocurría. La enfermedad hace estragos en cada uno de nosotros.

Saludos.

Fernando dijo...

CHICHA: Pues sí que es un paso, y se lo recomiendo a quien tenga graves problemas: Contarlo, no guardarlo, ya que si se guarda, pienso que es como si creciera en el interior y es mucho peor.
Saludos !

MANDALAS: Es muy interesante eso que me cuentas y desde luego es la teoría de la psicóloga que me atendió en su momento.
Paso a contestarte también en el blog de Jabo (gracias)