Gente que me sigue:

viernes, 16 de julio de 2010

Girasoles y encinas.


Por fin un nuevo oleo acabado. La verdad es que con éste me he quedado más a gusto que con ninguno; espero que os guste también a vosotros.
Mis orígenes son extremeños, y aunque siendo yo niño creo que ni había girasoles por allí, en los últimos años veo cada vez más; así es que quise pintar unos girasoles "extremeños", con sus encinas al fondo.
Siempre me ha llamado la atención el precioso color de éstas flores y su tamaño; pero aún más que éstos, la particularidad de que giren mirando al sol.
Y curioseando he descubierto por ejemplo que ese movimiento se llama "tropismo" y que la planta lo realiza para hacer mejor su fotosíntesis. Y como dato curioso, que nace completamente vertical; más adelante comienza su tropismo girando en la dirección del sol, para en la edad más madura de la planta detener definitivamente su movimiento y quedarse PARA SIEMPRE mirando al Este.
Bueno, ahí os queda mi oleo.
Por cierto, su medida es de 38x46.(Gracias por tus siempre interesantes consejos Julián)

8 comentarios:

Respirando entre palabras. dijo...

PRECIOSO! Falta enmarcarlo y diricto a la pared.
Mientras te leía recordaba cuando voy por la ruta y los veo, q maravilla.Amo esos colores.
Fernando no solo enseñás tus obras, sino también siempre nos das una lección.
Gracias por compratir y por tus palabras en mi lugar.
Besitos

Anónimo dijo...

Otro óleo lleno de luz. Sigo viendo lo mismo que en tu primer óleo... vida. Te quedó muy bonito. Me ha encantado la historia de los girasoles, y también me ha encantado lo que dices del final de su vida... miran al este para siempre... por donde sale el sol. Felicidades por este óleo.

Su dijo...

Como ya te comenté en el correo, me ha encantado, tiene un colorido increíble. Es estupendo que ya te encuentres a gusto con lo que pintas, enhorabuena.

Cecy dijo...

Es muy calido y curiosamente a mi me llamaba mucho la atención como a ti, esa manera de buscar siempre el sol. Cuando viajaba en tren me quedaba como hipnotizada mirando los campos de girasoles.

Me gustan tus pinturas transmiten calidez.
Un beso.

Anónimo dijo...

Vuelve a tener vida como el anterior. Quedó precioso. Como he dicho desprende vida, y con ella luz. Enhorabuena por este trabajo.

Primavera en Otoño dijo...

Realmente precioso, te quedo genial.
Primavera

naturmar dijo...

Fernando preciosa obra realizada con el entusiasmo que nos da el amor a los colores de la natualeza....de la vida.....de todo lo que nos rodea. Enhorabuena amigo,continua con tu obra..adelante......un fuerte abrazo.

Mari Carmen dijo...

¡Qué bonito! Ha quedado estupendo :)

Saludos