Gente que me sigue:

martes, 31 de agosto de 2010

Nueve de abril de 2005


Sadness
Sadness Comments

                 

          Hace unos años escribí unas palabras describiendo un momento muy duro que me tocó vivir. Lo he tenido guardado. Pero hoy he decidido publicarlo en éste blog; y no por dar pena, ni por nada similar. Os diré el porqué cuando lo hayáis leído. Paso a trascribirlo:


   Nueve de abril de 2005



    Mi relación con mi padre siempre fue muy tensa, incluso hubo un momento en mi vida en que llegué a la conclusión de que éramos incompatibles. Por ésta razón, y después de infinidad de discusiones, también llegué a la conclusión de que no le quería. Ésta última mas bien era un “consuelo engañoso” para mí mismo; le quería, claro, pero más bien por todas las vivencias que tuve con él en mi niñez, aunque no fueron tampoco especialmente buenas.
  ¡Qué cosas nos guarda a veces el destino!. Hacía escasos meses que había perdido a mi madre (pobrecilla). Me encontraba en un bar, precisamente hablando con un amigo de lo difícil que nos lo estaba poniendo mi padre; le dije: Me duele decirlo, pero lo mejor que le podía pasar a mi padre es que muriera, me está amargando la vida.
  Salimos del bar y sonó el móvil. Era mi hermana. A mi padre le acababan de diagnosticar un cáncer de pulmón y le daban mes y medio de vida, como mucho...
  Lo cierto es que en ese momento me sentí cruel, y en cierto modo hasta culpable, por lo que dije minutos antes.
  Los días posteriores, fueron muy duros. Lo fuimos a buscar a Extremadura; lo trajimos en mi coche. El tratamiento de ésta enfermedad y ver decaer de esa manera a alguien es para corazones fuertes.
  Tal y como nos advirtieron, la enfermedad avanzaba a pasos agigantados.
   Para sus últimos días, conseguimos que le admitieran en un centro de enfermos terminales. La atención era muy buena.
   Sólo somos dos hermanos y los turnos eran matadores: Veinticuatro horas cada uno.
   Aquella mañana, del día nueve de abril, llegué como en anteriores, para que mi hermana marchara a su casa y descansar para hacer su turno al día siguiente.
   Me lo advirtió: Está como nunca, dice que quiere escapar, que aquí le quieren matar. Se lo comentó a la psicóloga y ésta le advirtió que le diéramos la razón, que marcharía, pero que hasta el lunes no se podían hacer los papeles para el alta (era sábado), el lunes ya se pensaría algo.
   Nada más salir mi hermana por la puerta, me dirigí  hacia él. Miraba por la ventana: Me voy, decía; si me ayudas, bien, si no, me escaparé yo solo. Intenté disuadirle, quitarle esa idea. Se volvió; me miró con una cara de odio, que aún sigo viendo en mis pesadillas...Cuanto más intentaba calmarlo, peor se ponía...Fui hasta el enfermero que en ese momento estaba de guardia y me dijo que si seguía, le pondrían un calmante...Para cuando volví a la habitación la cosa estaba peor aún: Ya por entonces mi padre no se podía levantar y menos aún, andar. Pero sin entender cómo, se había desplazado hasta la silla de ruedas.
¿Entonces no me ayudas?, haz lo que quieras – dijo. Y con la misma se levantó, y ante mi incredulidad se dispuso a ponerse las zapatillas. Yo estaba convencido de que en segundos se volvería a sentar por agotamiento, así es que le ayudé a ponerse las zapatillas. No pude creer lo que veían mis ojos, salió andando de la habitación; yo caminaba a su lado, ni siquiera le podía ayudar porque no me dejaba. Al salir de la habitación le hice una señal al enfermero. Le tuvimos que meter a la fuerza en la habitación. Los minutos siguientes fueron terribles. Le tuvieron que pinchar varias veces, pero su ira en ese momento era tan grande, que nada le calmaba.- Le hemos puesto calmantes como para dormir a un elefante, no puede tardar en dormirse. Desprende tanta adrenalina que neutraliza cualquier calmante - dijo.
   Se equivocaba. Mi padre por entonces me gritaba: Ya me han drogado, ¿lo ves?, y tú qué haces ahí, también estás con ellos. ¡Vete!...
   Los gritos seguían y cada vez eran peores y más ofensivos.
   Vinieron varios celadores, creo recordar que cuatro mas el enfermero para atarlo. Me mandaron salir de la habitación. Salí, no sin antes ver como mi padre sacudía un puñetazo a un celador.
   Para cuando volví a entrar, la escena era horrible. Mi padre estaba totalmente atado a la cama. Le rodeaban correas por tórax, brazos, piernas....!Vete!-repetía-¿Para qué te quiero aquí ya?-Márchate.
   El resto del día no me volvió a dirigir la palabra. Tampoco en los días posteriores. Mi hermana, que veía esto, y se daba cuenta de lo que me dolía, en una ocasión le intentó convencer de que yo no hice nada por mal de él. A duras penas consiguió que me besara, pero no fue un beso en sí: Tan solo puso sus labios en mi cara con resignación.
   Diez días después falleció.
   Eso es lo último que oí de mi padre.
   Todavía hoy me persiguen pesadillas, que de alguna manera me dicen que no quedé en paz con él.


                                         Fernando.
        
                                                      (15 de octubre de 2006)
                                 PD.- Hoy soñé con él.


  Quisiera que éste duro texto que escribí, pudiera servir para dos cosas:
- La primera es para aquell@s que fuman; para que vean una pequeña parte de lo que se puede llegar a vivir con una enfermedad así, causada por el tabaco.
- La segunda creo que es más factible; y es que si tenéis hijos, sepáis siempre premiarles, valorarles, las cosas que hagan bien, y no caigáis en el error de, pretendiendo "educarles", decirles sólo lo que hacen mal.

  Como nota final, deciros que a día de hoy, ya lo tengo más o menos superado; aunque aún haya días de fuertes bajones.
  Un saludo a todos.

lunes, 30 de agosto de 2010

Máscara rota.

Boceto de máscara, con unos improvisados versos que espero que os gusten. (Todo ello un poco improvisado, no seáis muy duros al juzgarme...)



Bésame, máscara, pues de tí me he enamorado,
mas, antes de terminar la noche,
déjame ver a la niña mimada,
que tras tus inertes ojos escondes.




jueves, 26 de agosto de 2010

Sensual-2


Bueno, como ya os dije, he finalizado mis vacaciones; y en los escasos ratillos que me deja libres mi trabajo, he estado haciendo éste dibujo. Está realizado a sanguina básicamente, con unos toques de grafito muy blando, y de acuarelable negra. La verdad es que la idea la he cogido de una imagen que ví por internet ( no es mi mujer, jeje..), pero al acabarla y querer elegir un título me he quedado bloqueado. Finalmente puse "Sensual-2", pero si me sugerís otro más apropiado, me encantará aprovechar vuestras sugerencias.
Y no me voy a liar más; sólo me queda agradeceros nuevamente vuestro apoyo, y saludaros desde éste rincón, confiando en que os guste éste último trabajo.

Fernando.

lunes, 23 de agosto de 2010

Regreso


!Hola de nuevo a todos ! . Abro éste nuevo post tan sólo para anunciaros que ya he vuelto de mis vacaciones; la verdad es que han sido geniales (qué tendrán las vacaciones...). Y, aunque no he querido estar "enganchado" al pc, sí que me he asomado de cuando en cuando para ver cómo iba éste mundillo. Me ha dado una gran alegría comprobar en cada una de esas entradas que seguían creciendo tanto las visitas, como los comentarios, e incluso los seguidores.
Sólo me resta deciros que seguiré haciendo cosas nuevas, al mismo tiempo que seguiré visitando vuestros blogs, y comentando con mis opiniones.
Saludos a todos.

lunes, 2 de agosto de 2010

Tus ojos

Passion Comments

Click Here for Passion Comments


Tus ojos.


Sólo la luna fué testigo de nuestro encuentro.
No pude tocarte, no pude olerte,
tan sólo pude verte.
Pero tanto esa luna mágica,
como yo, pudimos ver en tus ojos,
la llama del amor.

La luna con su brillo riela sobre
el inmenso mar,
dejando con su estela
plateados reflejos;
preciosos reflejos que
intentan competir celosos
con ese brillo de amor en tus ojos.

Safe Creative #1008026960116