Gente que me sigue:

lunes, 13 de septiembre de 2010

Tierra mojada

Landscapes
Landscapes Comments



Desde su cama postrado,
el viejo caballero mira por la ventana;
ha empezado a llover
después de muchos días de sol.
Un olor a tierra mojada
impregna el aire.
Dos pajarillos picotean apresuradamente,
recogiendo sus últimos granos
como si la vida le fuese en ello.
Mientras el viejo caballero
piensa en su amada.
Ella ya no está,
pero sigue apareciendo
en cada momento de su vida.
Entre las nubes,
y aún con ese dulce olor
a tierra mojada,
surge el sol,
resistiéndose inútilmente al otoño,
y un arcoiris aparece en escena,
pareciendo decir:
Mi amado, no sufras,
que aún estoy aquí.


Safe Creative #1009167346746

11 comentarios:

Primavera en Otoño dijo...

Cuantas personas estan asi, mirando la vida como pasa desde una cama o en muchos casos desde un geriatrico o en el mejor de los casos que eso es lo que deseamos desde su propio hogar en manos de alguien que le ofrezca mucho amor.
Que bello poema, me gusto muchisimo.
Primavera

Chely dijo...

A veces nos parece ver escuchar a lossseres qu se fueron y amabamos con todo nuestro corazon, pero...Todos sabemos que ellos solo etan en nuestro pensamiento en pura obsesion para nosotros por amarlos tanto.
Muy lindo tu escrito hecho sentimiento...
muakkkkk

Respirando entre palabras. dijo...

Todos los recuerdos tienen su perfume.
Cada caricia ya no dada, su mirada...
Bién Fernando! siempre hay algo que nos llenan de recuerdos, aunque muchas veces los mismos nos vacíen por dentro.
Besito

Fernando dijo...

Ciertamente, PRIMAVERA, hay mucha gente así, aunque yo quise plasmar lo romántico de ese recuerdo, la nostalgia en sí; ese amor resistente a los tiempos.
Gracias por tu comentario, saludos.

Fernando dijo...

Chely:

Muy cierto, y creemos verlos en el lugar más insospechado; pero eso solo pasa con quien se ha querido mucho, ¿verdad?
Saludos, Chely, y gracias.

Fernando dijo...

Respirando entre palabras:
Gracias a tí también por comentarme, y por ser siempre de las primeras en hacerlo; un detallazo por tu parte.
Un beso.

Anónimo dijo...

Solo puedo decir que me saltaron las lágrimas cuando leí estos versos. Están cargados de nostalgia, de romanticismo, de mucho amor, y muy bien plasmados en la llegada del otoño. Enhorabuena por este formidable poema.

Corazón y Pluma dijo...

Me levanto de mi silla, aplaudo hasta que enrojecen las palmas de mis manos y, a solas en mi habitación, digo a voz en grito ¡¡¡BRAVO!!! ¡¡¡BRAVO!!! Precioso poema, Fernando, precioso de verdad, aunque con una pincelada melancólica que se desvanece con esos toques de vida que le das al poema: la lluvia, el olor a tierra mojada, y sobre todo, el arco-iris... Seguro que los dos viejecillos, cuando ya estén juntos, lo cruzarán para hacer realidad, aunque sea ya al otro lado, su más anhelado sueño...

¿Enfado? ¿Molesta? ¿Yooooooooooooo? No sé de qué me hablas... Algo me suena, pero tengo una memoria prodigiosa que olvida todos lo feo y me da amnesia... Yo te conozco por Fernando, un compañero de blog majísimo, de quien me encantan sus dibujos y ahora, ¡sorpresa! sus poemas...

Un beso de todo está bien y la flor de la amistad...

Sentimientos! dijo...

Amigo querido
muchos dias sin pasar por aca ,el estudio me anda complicando la vida jajaj
Me encanta esa imagen ,
el efecto de la lluvia sobre ella es unico,nunca antes habia visto una asi..

Gracias por compartirla
un beso enorme.

Anónimo dijo...

He entrado en ese precioso blog que has abierto nuevo. Me es imposible dejar un comentario, así que te lo diré por aquí: maravillosa idea, yo también soy aficionado a la fotografía. Las dos que tienes publicadas son fantásticas, y si a eso sumamos las célebres frases que las acompañan, ten por seguro que tendrás éxito en este nuevo blog. Enhorabuena y saludos

ana dijo...

Hemos coincidido en un comentario, y he venido a visitarte.

Me gusta la variedad que aqui se respira, y la verdad es que necesito aires nuevos.

Tus dibujos interesantes (tengo que ver más) y esto que has escrito es como una caricia para una tarde de otoño llena de nostalgia. Me la quedo.

Un besazo.