Gente que me sigue:

lunes, 5 de abril de 2010

Paseo por la luna


Anoche dí un paseo por la luna. Caminé entre cráteres. Seguí senderos...Incluso encontré un riachuelo: Aguas cristalinas y sonido de agua en movimiento.

Me senté para observar los reflejos que las estrellas en el agua dibujaban. Metí mis pies en ella y, el reflejo de una estrella se acercó para hacerme cosquillas en los pies, mientras yo recreaba mis ojos en tan maravillosos parajes.

En medio de tanta paz escuché un sollozo.

Me asomé por el hueco que dejaba una gran roca, y allí te ví llorando.

Te levantaste de tu lecho y te acercaste a la hendidura; miraste con sorpresa el reflejo de mi estrella.

Por un momento pensé que me veías, pero enseguida comprobé que no era así.

Yo podía incluso oírte respirar; sentía tu calor, pero tú no podías verme.

Aún llorosa, por tu mejilla una lágrima se deslizó.

Al poco te diste la vuelta para volver al lugar donde te encontré.

Aún me quedé un rato para ver cómo de nuevo te dormías. Y allí me hubiera quedado eternamente si no fuese porque ese mismo reflejo de la luna me despertó.

Qué triste fué comprobar que todo fué un sueño. Mas esa tristeza en unos minutos se tornó en alegría, por descubrir que no estás muerta del todo.

Pienso que el día que yo muera, podré entrar por el hueco de esas rocas, y dejemos de llorar los dos...

No hay comentarios: