Gente que me sigue:

martes, 13 de abril de 2010

Carta de un soldado


Amada mía, espero que a la llegada de ésta carta te encuentres bien. Aquí todo sigue igual; los bombardeos no cesan y no sabemos cuando acabará ésta dichosa guerra.

En ésta semana hemos perdido a cuatro compañeros, y en ésta macabra lotería estoy yo, rezando por el día en que te vuelva a ver.

Mi único consuelo es tu foto en mi cartera, tu mechón de pelo y esas cartas que no dejo de releer y de oler, como si con ello te tuviera un poco más.

Ya estoy perdiendo la cuenta del tiempo que llevo en ésta contienda, y no sabemos cuando terminará, si es que alguna vez termina...

Sólo pediría una cosa: Que si tengo que dejar mi vida aquí, al menos que Dios me dé las suficientes fuerzas para que antes de morir, pueda voverte a ver.

Tu novio.

No hay comentarios: